lunes, 25 de julio de 2011

Saudade


Me negaste hasta ese punto
ya lejano en la distancia,
llenando de vacío los rincones de una estancia
cuyo arquitecto soñó y olvidó de su existencia
en honor a la ignorancia.

Rancio abolengo de esperanzas abolidas
por una ley que menta al recuerdo
de lo fugaz y lo eterno,
de lo falaz y lo cierto,
de lo inconcluso y ajeno,
memorias desde el averno.
Paraísos encontrados que funden su alegría en negro
para después despertar del más humilde de los sueños
y saberse, si bien nobles, también barro entre los cerdos
y ladrillo en las cabañas que dan cobijo a los siervos.
Recuerdos abstemios de comportamientos ebrios, 
sumidos en la locura,
y a pesar de todo...
Cuerdos.

Saudade.
Melancolía.
Nostalgia vacía de memorias y momentos
que nunca llegaron a ser,
vacías mentiras que en virtud de los sarmientos
con los que sujetan tus pies
incapacitan los pasos por ese camino incierto
cuyo final...
Nunca fue.

Saudade,
voz de los muertos.
Con tu cantar deshonesto
me llevas a desandar
mis más sinceros aciertos
para encontrar,
al final,
que hice siempre lo correcto
al desoír tu cantar.
Saudade,
lleva mi genio,
¡Yo portaré tu arma!
Alimenta tus caminos con mi habla,
prodiga tus jardines con mis más tiernas palabras
y hazlo bien, sin escuchar los consejos
de la gente sin entrañas;
pues sólo así,
derrotada al fin,
caerás sobre la hierba a la espera de la escarcha,
del perlado albor del alba
y de la belleza extrema de la por ti cruel mañana.
Saudade...
Sucumbe.
Entona para mí un aria
que yo enarbolaré tu espada:
Filo cuántico de los destinos
que manejas al azar con tus manos desalmadas.

Vale, perdón, últimamente estoy poético, debe ser la primavera, que no llega (por ejemplo).
Para los que os lo estéis preguntando, Saudade es un término de origen portugués muy jodido de traducir a otros idiomas; una especie de nostalgia o melancolía que el escritor luso Francisco Manuel de Melo definía como "bem que se padeçe y mal del que se gosta" (bien que se sufre y mal del que se disfruta) aunque, personalmente, me quedo con la traducción de Jean-David Morvan en la novela gráfica (es decir, "tebeo" en plan chachi) Saudade, protagonizada por el clasicazo Lobezno de Márvel, en la que venía a decir que Saudade es un término brasileño de difícil traducción, la nostalgia de las cosas que nunca han sido y la melancolía por aquella felicidad que habríamos podido tener la suerte de llegar a disfrutar... En otro universo de probabilidades (¿pilláis ya lo de cuánticos destinos? Aish...)

Altamente recomendable, si lo véis, haceros con él al instante.
En seeerio... Os vais a alegrar.
Así que si alguna vez estáis tontorrones y no sabéis por qué (por ejemplo, os mandan a la mierda oootra vez de una agencia literaria en la que teníais puestas tooodas vuestras esperanzas... Otra vez, sí, otra vez, puta crisis) ya podéis ponerle un nombre a ese sentimiento.
Uf...
Saudade... Qué jodía.

¡Un fuerte abrazo y buen inicio de semana!

8 comentarios:

  1. Joder, pues cuántas veces habré sentido saudade...

    Siento lo de la editorial, Rafa :( Pero bueno, ellos se lo pierden y ya se tirarán de los pelos dentro de un tiempo cuando vean tu exitazo en otra casa ;)

    ResponderEliminar
  2. Me es demasiado familiar ese término...demasiada melancolía en mí, pero no em quejo...me ayuda a escribir xD

    Preciosos versos, estás que te sales eh!!??
    Y no te preocupes con lo de las agencias literarias, cuando menos te lo esperes, encontrarás tu lugar!!Te lo mereces!!

    Vamos en tour guiado así que no sé si podré visitar lo que me dices, pero voy a informarme por si acaso...xD

    Siempre me han gustado los paisajes de Escocia e Irlanda...la música folk siempre me hace tener ganas de bailar...así que...rumbo Escocia!!

    Un abrazo gigante!!

    Rebeca.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Cuánto tiempo, ¿eh? He aprovechado unas mini-vacaciones para desconectar :), pero ya me he puesto al día ^^
    Curiosamente, la semana pasada un amigo italiano se escandalizaba de que no conociera el término "saudade". Al parecer en italiano lo han importado y es bastante común. Él hablaba más bien del sentimiento de "estoy triste y no quiero dejar de estarlo", un poco lo que viene siendo revolcarse en la mierda. Y ahora me lo encuentro aquí... Qué casualidades :)
    El poema me ha gustado pero, como toda poesía, he tenido que leerlo despacito y con paciencia. Un abrazo,
    Anna

    ResponderEliminar
  4. Es una entrada muy interesante, saudade es una palabra que se adapta perfectamente a ese sentimiento dificil de decir en español y que todos hemos sentido alguna vez. El domingo no pude leer la entrada porque tenia que viajar de vuelta y lo hicimos todo con un poco de prisa pero lo he leido ahora y si, la verdad es que tienes razón en lo de power y todos esos terminos para los hombres, curioso,curioso...!
    Me llamó patri para decirme que nos veiamos mañana asique por mi estupendo. Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Esto es como tus "campos de Castilla", vamos a mi me recuerda a ese estilo. Mola. Besotes

    ResponderEliminar
  6. Rafa, siento lo de la editorial.....vaya kk!
    Me ha gustado mucho la explicación, entonces ¿ me lo recomiendas para el frikales de mi chico???
    Sabes, para que te rias y tal.....
    desde que contaste lo de las estadísticas y la forma en que la gente accede al blog, estoy enganchadísima, y hoy me ha entrado alguien con: shyris tiene el culo gordo......... me ha parecido fatal jajajajjaa!!!
    besitos guapo!
    http://eldiariodeshyris.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Hey! Enjoyed reading your blog a lot.

    keep in touch okay! following your blog now.

    Silvia - www.poisepolish.com

    ResponderEliminar
  8. Qué putada lo de la editorial :(

    Saudade es una palabra triste, pero muy bonita... Aunque te has equivocado, en parte, el origen es gallego-portugués, y se utiliza en ambos idiomas por igual (... es decir... más bien poquito xD)

    ResponderEliminar